Consejos para cuidar los dientes de los niños

Facebooktwitterpinterestmail

El cuidado de los dientes de los niños es fundamental, no solo por el aspecto de higiene y salid que esto representa, sino por la importancia que educarlos desde pequeños para que tengan una vida llena de hábitos que eviten enfermedades y problemas bucales.

El problema es que no todas las personas tienen claras las maneras más recomendables para cuidar los dientes de los niños, ya que pese a que muchos de los procedimientos que se aplican en los adultos se pueden usar para los niños, no se hacen precisamente de la misma forma, y en las diferencias está la clave.

Para mantener en el mejor estado posible los dientes de los niños existe una serie de aspectos que deben de considerarse, dentro de los cuales está la higiene, y de alimentación que son trascendentales. Si te aseguras de cubrirlos todos, podrás asegurar la salud de su dentadura.

Dientes de leche

Cuidar los dientes de leche es sumamente importante, aunque se caerán son trascendentales en la vida de cualquier niño. Ayudan a que pueda comer correctamente, e incluso en el habla. Además, es un aspecto estético que de no mantenerse como se debe puede tener consecuencias negativas en la autoestima del menor.

Los dientes de leche comienzan a salir a los 6 meses de edad, y dicho proceso continúa hasta los 3 años de edad. Durante todo este tiempo es común que los niños tengan molestias, y que se sientan irritados.

Para ayudarles a lidiar con tal situación se recomienda que las encías tengan contacto con cosas frías, puede ser desde los propios dedos, hasta algún producto para morder hecho de gel, éstos son comunes, pero debes de meterlos a la nevera para que ayuden de mejor forma.

A partir de los 6 años, es normal que los dientes de los niños se aflojen. También es normal que los niños los toquen y muevan constantemente. Esto lejos de ser algo malo, es algo muy bueno, ya que reduce el sangrado y el dolor al momento en el que naturalmente se caigan por completo.

Desde el momento en el que salen, hasta que se caigan, se debe de educar a los niños en todo lo referente a la higiene bucal, cuya base fundamental es el cepillado de dientes, pero incluye muchas otras partes importantes.

Hábitos de higiene en los niños

Los hábitos de higiene bucal en los niños deben de comenzar apenas empiecen a salir los dientes de leche. Es importante dejarles claro que es algo que se debe de hacer cada día, a ciertas horas, o en ciertos momentos.

Si bien es necesario hacerlo uno mismo como padre o madre, el plan a futuro es que ellos aprendan a hacer lo necesario por sí solos en una etapa posterior. Lo ideal es que cuando tengan entre 6 y 7 años lo hagan como se debe.

Cómo cepillar los dientes de un niño

Educarlos sobre la importancia de cepillarse los dientes por las mañanas, y después de cada comida, es fundamental en los primeros años, igualmente sobre la forma en la que se realiza.

Es normal que ellos no tengan ni idea de cómo se hace, y por esto debemos de enseñarles hasta que les quede claro, y puedan hacerlo por sí solos. El proceso no es simple ni rápido. Es algo que se recomienda hacer hasta los 6 años, cuando los niños tienen una conciencia más clara de todo.

La cantidad de pasta de dientes debe de ser controlada. No se debe de usar mucha en los niños. Si usas de las que contienen flúor, la cantidad de éste debe de ser realmente muy poca. Debes de dejarle claro esto al niño para que cuando lo realice él lo sepa.

Los niños no saben escupir propiamente, y suelen tragarse la pasta de dientes, ya que en realidad su sabor no es malo. Por esto evitar usar pasta con flúor, al menos hasta que ellos sepan que no deben tragarla.

Se debe de cepillar la parte posterior de los dientes, ya que allí es donde se crea la mayor cantidad de sarro y placa.

Los movimientos al cepillar son siempre de arriba abajo, de manera suave en los dientes frontales. En el resto se debe de realizar movimientos circulares a medida de los posible.

Las encías deben de ser cepilladas también, de forma suave para no lastimar.

Hilo dental en niños

Los niños pueden usar hilo dental desde los dos años, pero se debe de realizar todo por parte nuestra, es decir, los niños no deben de hacerlo por sí solos, ya que es posible que se lastimen al hacerlo.

Lo recomendable es irles enseñando cómo usarlo hasta la edad de 6 años, si en ese momento ya son capaces de hacerlos por sí solos, es conveniente dejarlos intentarlo.

Succión de dedos

Casi todos los niños pasan por una etapa en la que succionan uno o más dedos con la boca. Esta práctica es normal, e incluso necesaria para muchos a un nivel psicológico, puesto que les tranquiliza. Aun así, es algo que debe de eliminarse por completo una vez que los dientes de leche hayan salido por completo.

Si bien el problema no es grave cuando aún tienen dientes de leche, alrededor de los 4 y 5 años se les debe de orientar para que dejen de hacerlo. Seguir con esta práctica, o incluso con la del uso del chupete, puede generar diversas malformaciones, tanto en los dientes permanentes, como en la forma de la boca y de la mandíbula.

Problemas como una mordida abierta, un mayor número de caries, o desgaste de los dientes a pronta edad, tienen su origen en un uso prolongado del chupete o de chuparse los dedos.

La forma más recomendable de eliminar esta costumbre en los niños es mediante premios, tanto en físico como en forma de comentarios positivos. No se debe de recurrir a malos calificativos, ya que este es un refuerzo negativo que afecta la autoestima del pequeño, sino al contrario, felicitarlo en los momentos en los que no se chupe los dedos, para fomentar dicha actitud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *